Breadcrumb

   Asunto
 

Navegacion

Asunto detalle

24
Pregunta formulada por D. Gorka Maneiro Labayen, parlamentario del grupo Mixto-UPyD, al consejero de Salud, sobre la reutilización de agujas por diabéticos. [10
10
05
01
0141]
21.06.2013
39
05:46

Iniciativas origen

10\10\05\01\00141Sobre la reutilización de agujas por diabéticos

Trámites

Contesta el consejero de Salud

Oradores

Maneiro Labayen, Gorka (GP Mixto-UPyD) (15:02)Ver vídeo

Departamento de Salud, consejero (15:07)Ver vídeo

Maneiro Labayen, Gorka (GP Mixto-UPyD) (Desde su escaño) (15:10)Ver vídeo

Departamento de Salud, consejero (15:10)Ver vídeo

Texto

Vigesimocuarto punto del orden del día: "Pregunta formulada
por don Gorka Maneiro Labayen, parlamentario del grupo
Mixto-UPyD, al consejero de Salud, sobre la reutilización
de agujas por diabéticos".

Señor Maneiro, tiene la palabra.

El Sr. MANEIRO LABAYEN: Sí, gracias.

Señor consejero, las asociaciones de diabéticos han
denunciado recientemente que el Departamento de Salud
dispensa un número insuficiente de agujas para inyectarse
las dosis necesarias de insulina para hacer frente a su
enfermedad. En concreto, afirman que reciben 54 agujas al
mes, cuando cada paciente necesita de media 66 de un solo
uso, por lo que se ven obligados a reutilizarlas o a
comprarlas ellos mismos.

La Federación de Diabéticos considera que esto es una mala
práctica, que está prohibida por el Ministerio de Sanidad,
la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud, y
por eso exige a su departamento que la erradique y
suministre las agujas necesarias para no verse obligados a
reutilizarlas.

En Euskadi, según los datos de la propia federación,
existen 144.136 diabéticos, de los cuales 35.025 deben
inyectarse insulina diariamente, y lo hacen 2,2 veces al
día de media. Osakidetza dispensa mensualmente unos kits
que incluyen 54 agujas desechables, cuando necesitan 66. La
federación denuncia que las agujas reutilizadas pierden su
esterilidad y sus puntas se van deteriorando con cada uso,
pueden romperse al volverse más frágiles y pierden
precisión al administrar las dosis exactas requeridas en
cada ocasión, lo que puede provocar hipodistrofias,
pérdidas de visión, daños renales, úlceras en la piel y
otras complicaciones.


Por eso le preguntamos, señor consejero, si va a modificar
esta política y suministrará las agujas suficientes para
que los enfermos no tengan que reutilizarlas, adaptándose a
lo que dicen los organismos nacionales e internacionales.

La Federación de Diabéticos Españoles, FEDE, advierte que
demandará a Osakidetza ante los tribunales si no erradica
una práctica