Breadcrumb

   Asunto
 

Navegacion

Asunto detalle

2
Debate y resolución definitiva de la proposición no de ley formulada por el grupo parlamentario EH Bildu, para terminar con la política de dispersión de los presos vascos. [10
11
02
01
0503]
05.06.2014
82
06:24
Punto quinto de la convocatoria.

Iniciativas origen

10\11\02\01\00503Para terminar con la política de dispersión de los presos vascos

Trámites

-

Oradores

Turno del grupo proponente.

Arzuaga Gumuzio, Julen (GP EH Bildu) (09:34)Ver vídeo

Turno de grupos enmendantes.

Maneiro Labayen, Gorka (GP Mixto-UPyD) (09:47)Ver vídeo

Ares Taboada, Rodolfo (GP SV-ES) (09:54)Ver vídeo

Turno de grupos no enmendantes.

Sémper Pascual, Borja (GP PV-ETP) (09:57)Ver vídeo

Egibar Artola, Joseba (GP EA-NV) (10:06)Ver vídeo

Turno de réplica.

Arzuaga Gumuzio, Julen (GP EH Bildu) (10:16)Ver vídeo

Maneiro Labayen, Gorka (GP Mixto-UPyD) (10:21)Ver vídeo

Ares Taboada, Rodolfo (GP SV-ES) (10:27)Ver vídeo

Sémper Pascual, Borja (GP PV-ETP) (10:30)Ver vídeo

Egibar Artola, Joseba (GP EA-NV) (10:36)Ver vídeo

Votación. (10:42)Ver vídeo

Texto

Quinto punto del orden del día: "Debate y resolución
definitiva de la proposición no de ley formulada por el
grupo parlamentario EH Bildu, para terminar con la política
de dispersión de los presos vascos".

Turno del grupo proponente. Tiene la palabra el
representante del grupo EH Bildu, señor Arzuaga.


Silencio, por favor.

El Sr. ARZUAGA GUMUZIO: Gracias, señora presidenta. Buenos
días a todos.

La política basada en la dispersión de los presos vascos en
cárceles españolas y francesas se puso en marcha hace 25
años de una manera general y sistemática, tal y como la
conocemos hoy. Se puso en marcha en primavera-verano de
1989, en una fase de recrudecimiento del conflicto político
posterior a las negociaciones de Argel. Los presos vascos
fueron dispersados en cárceles situadas por toda la
geografía española, y, al poco tiempo, en las de Francia.

Asimismo, empeoraron notablemente sus condiciones de vida,
se generalizó el aislamiento, se complicaron las
comunicaciones, empezaron a negárseles los derechos
penitenciarios que les corresponden, y, además, se puso en
peligro su integridad física.

La PRESIDENTA: Silencio, por favor.

El Sr. ARZUAGA GUMUZIO: Muchas gracias.

Proliferaron los malos tratos y las palizas, y se impuso la
no asistencia sanitaria.

Esta política no perseguía el beneficio de los presos o la
reinserción, que es el objetivo del encarcelamiento, sino
que se ha planteado como un pilar de la lucha
antiterrorista. En ese sentido, ha sido una política de
excepción, especial, que ha vulnerado el principio de
igualdad; más que estar diseñada conforme a los objetivos
generales y a los criterios de legalidad, esta política
penitenciaria ha respondido a otros intereses.

Las consecuencias de esta política de dispersión, que acaba
de cumplir ahora veinticinco años, son ciertamente
trágicas. En este periodo de tiempo veinticuatro presos han
muerto en prisión, o fueron puestos en libertad in
extremis, a las puertas de su muerte.

Quiero recordar asimismo, ante