La biblioteca llevó a cabo, entre los años 2001 y 2002, un proyecto de digitalización de su fondo histórico para garantizar la preservación y difusión de su colección patrimonial. Se reprodujeron las obras religiosas en euskera, impresos antiguos (hasta 1830), una parte de la prensa histórica y de la colección de manuscritos.

Estos fondos digitales están disponibles para su consulta en Internet a través de Liburuklik: biblioteca digital vasca.