09 dic 2019

“El Ararteko ha contribuido a proteger los derechos de la ciudadanía, especialmente los de las personas vulnerables”, subraya la presidenta del Parlamento Vasco

“Las personas y la salvaguarda de su dignidad tienen que ser el centro de las políticas públicas, y eso exige que los valores asociados a los derechos humanos lo impregnen todo”, añade

Treinta años después de su constitución, “el Ararteko es una pieza clave de las instituciones de este país, una institución joven y consolidada”, ha señalado la presidenta del Parlamento Vasco, en el acto institucional conmemorativo del 30 aniversario de la defensoría.

“A través de sus acciones y de los diagnósticos sobre las políticas públicas de las administraciones vascas, el alto comisionado del Parlamento Vasco ha desarrollado una mejor protección y vigilancia de los derechos de la ciudadanía, especialmente de los de las personas vulnerables o en situación o riesgo de exclusión, discriminación o precariedad social”, ha subrayado.

Tras incidir en que “la Institución se encuentra plenamente asentada gracias al trabajo desarrollado por las y los sucesivos arartekos -a todas y todos ellos ha agradecido su dedicación- y por el personal de la Defensoría”, Bakartxo Tejeria se ha mostrado convencida de que esta institución “está llamada a tener una importancia creciente, en un momento como el actual en el que la sociedad plantea a los poderes públicos la necesidad imperiosa de profundizar en calidad democrática, en transparencia, en participación de la ciudadanía e interlocución con los grupos sociales”.

Desde la creencia de que “los derechos humanos son la base de nuestra democracia y de nuestra convivencia”, la presidenta del Parlamento Vasco ha puesto el acento en que “las personas y la salvaguarda de su dignidad tienen que ser el centro de las políticas públicas, y eso exige que los valores asociados a los derechos humanos lo impregnen todo”. “Y velar por que eso sea así es, precisamente, la principal responsabilidad de la institución del Ararteko”, ha añadido.

En el acto de conmemoración -que ha tenido lugar en el Parlamento Vasco y en el Palacio Europa-, Bakartxo Tejeria ha entregado el Izaro, imagen del Parlamento Vasco, a todas y todos los arartekos, que también han firmado en el libro de honor. Junto a la presidenta Bakartxo Tejeria, ha asistido una amplia representación parlamentaria a este evento que ha estado presidido por el Lehendakari Urkullu y el Ararteko Manuel Lezertua.