En 1998 se creaba la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE) con el objetivo de constituirse en el organismo referente del parlamentarismo regional en Europa. Los presidentes de 78 parlamentos regionales europeos que ostentan competencias legislativas forman parte de esta Conferencia.